GOBIERNO RATIFICA CONVENIO PARA ENTREGAR EDUCACIÓN A PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD

Con el compromiso de ejecutar acciones de cooperación conjunta en materia de educación, las autoridades regionales de Justicia y Educación reafirmaron la intención gubernamental de fomentar la enseñanza dentro de las unidades penales, y con ello, contribuir de forma significativa en los procesos de reinserción social.

La seremi de Justicia y Derechos Humanos, Alejandra Valdovinos, destaco la importancia de educación en el proceso de reinserción de las personas privadas de libertad “Es relevante poder reafirmar un compromiso que viene hace bastantes años, pero que es en estos últimos donde ha tomado más sentido y nos hemos enfocado los distintos ministerios a trabajar de lleno en la reinserción social, la cual considera a la educación como uno de sus pilares fundamentales. En las personas privadas de libertad, la educación genera motivación, ilusión y expectativas de poder reinsertase en el mundo laboral y social junto a sus familias”, indicó.

“La educación, es una herramienta fundamental para el desarrollo humano, y cobra especial relevancia para los procesos de reinserción, que día a día implementamos en Gendarmería de Chile. Para nuestros internos, el conocimiento representa mucho más que su propio desarrollo… es también un camino hacia su libertad, entendiendo que representa un eslabón más para el objetivo de generar un cambio en sus vidas”, indicó el director regional (s) de Gendarmería, coronel Pedro Sanhueza Cortés.

El objetivo general del convenio –existente desde 2013, pero ratificado este miércoles- es contribuir a que la población penal de las provincias de Elqui, Limarí y Choapa, inicien y completen sus estudios básicos y medios, a través de la Modalidad de Educación para personas jóvenes y adultas.

Esto considera, entre otras cosas, entregar a las personas privadas de libertad, las facilidades necesarias para que puedan iniciar o completar los estudios correspondientes; potenciar el desarrollo personal y cognitivo de quienes requieren el servicio educativo, y finalmente, contribuir a su reinserción social, una vez cumplido el tiempo de condena.

 “Uno de los lineamientos de nuestro gobierno es la calidad, que también se debe dar, en los establecimientos que están al interior de los centros penitenciarios, donde todo lo que aprendan los internos que asisten de forma voluntaria, sean aprendizajes de calidad, y que ojalá cumplan con los 12 años de escolaridad obligatoria establecido en la legislación chilena”, aseguró la Seremi (s) de Educación, Ianina Erazo.

El convenio considera la ampliación de la cobertura del sistema educativo, modificaciones a los reconocimientos oficiales, creación de nuevos cursos, niveles o modalidades, adecuaciones de espacios educativos y funcionamiento de los establecimientos educacionales, coordinación de procedimientos para asegurar la continuidad de estudios y traslados a otros recintos penitenciarios de la región, entre otras condiciones que permitan garantizar una mejor atención a los estudiantes y brindarles un educación de calidad.  Beneficiará a personas privadas de libertad que asisten como alumnos a las escuelas de las cárceles de La Serena, Ovalle e Illapel, abarcando con ello, las tres provincias de la Región de Coquimbo.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: