ROMACILLO 27

«El Diablo nació en la Mincha;
en Choapa se hizo minero,
en Chalaco perdió el poncho,
y en Carén dejó el sombrero.

La Santa Cruz lo ahuyentó,
de las minas de Putaendo,
y San Miguel lo pilló,
en Petorca remoliendo….

En Papudo lo halló San Pedro,
tomándose un buen baño,
y de un puntapié lo echó,
a cama por un año.

El Diablo murió en Petorca,
en La Ligua lo enterraron,
en Quillota le hacen honras,
y en el puerto cada año.

La Diabla cuando lo supo,
de pena se volvió loca,
y los diablitos decían,
mi taita murió en Petorca.

La mortaja la tejió,
una vieja en Curimón,
y el cuerpo se lo llevó,
un buitre para el panteón….»

Oralidad y tradición pupular, recopilado afines del siglo XIX. En Museo de La Ligua, 2014.

Lo encontramos en el diario “La Voz de Petorca”, editado en 1894,  escrito por el sacerdote e historiador, Elías Lizana,

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: