UN 60% DE LOS ADOLESCENTES DE ENTRE 15 Y 29 AÑOS ASEGURA HABER PRESENCIADO ACTOS DE VIOLENCIA

Un 60% de los adolescentes de entre 15 y 29 años asegura haber presenciado actos de violencia en parejas de su entorno cercano y un 34%  afirma que ha sido víctima de gritos e insultos por parte de su pareja, cifras que arrojó el estudio: “Percepciones sobre la violencia en el pololeo 2018”, realizado por el Instituto Nacional de la Juventud.

Cifras que preocupan a las autoridades y que impulsaron a las Directoras de Instituto Nacional de la Juventud Región de Coquimbo Paula Pino y Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género, María Soledad Rojas, a realizar un ciclo de charlas para evitar que más jóvenes sean víctimas de violencia.

En esta línea, el Liceo Carmen Rodríguez Henríquez de la localidad de Tongoy, fue el lugar escogido para realizar el Taller de Concientización de Violencia en el Pololeo,  en donde las estudiantes  que cursan tercero medio se reunieron para problematizar sobre la prevención de la violencia en las relaciones de pareja.

“No debemos normalizar la violencia en relaciones de pareja, para esto el gobierno del Presidente Sebastián Piñera,  ha puesto todos los esfuerzos por concientizar a las y los jóvenes de que si presencian o son víctimas de violencia deben denunciar inmediatamente”, explicó la Directora Regional INJUV Paula Pino.

De la misma forma, la Directora Regional de Sernameg, María Soledad Rojas, enfatizó “el gobierno está enfrentando la violencia contra las mujeres con sentido de urgencia, no sólo para prevenir, sino también proteger a las víctimas y asegurarnos que los agresores no queden en la impunidad. En este sentido, como sociedad no podemos ser cómplices de ningún tipo de violencia y debemos comprometernos a erradicarla” María Soledad Rojas Pinto, Directora Regional SernamEG

Al respecto, Claudia Duran, encargada territorial de prevención del Centro de la Mujer  Rayün
destacó que “estos talleres ayudan a que los jóvenes identifiquen las manifestaciones de violencia, para así lograr protegerse a tiempo”.

Además, sostuvo que para ayudar a prevenir las prácticas violentas, es necesario reconocer sus indicios y a la vez ir  generando espacio de alerta en el entorno cercano.

Por su parte, Annette Marin, presidenta del centro de alumnos del liceo, valoró la instancia: “Fue una charla súper entretenida que permitió darnos cuenta de cómo identificar la violencia en el pololeo”.  

Asimismo, en la instancia se reconoció que las personas jóvenes tienen la ventaja de contar con mucha información sobre la temática, por lo cual, es fundamental ordenarla y orientarla para disminuir las  prácticas violentas, entregando  las herramientas necesarias.

Finalmente, Duran sostuvo que el Centro de la Mujer Rayün cuenta con la orientación y los profesionales aptos para recibir a las víctimas de violencia.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: